Archive for the Mandorla: espacio vacío y fecundante Category

Día del espectador

Posted in Mandorla: espacio vacío y fecundante on junio 20, 2011 by lanadateatro

Un teatro de calidad a precios accesibles. La Nada Teatro y La Casa Suspendida presentan el DÍA DEL ESPECTADOR.

La Nada Teatro y La Casa Suspendida han unido esfuerzos para promover la formación de nuevos públicos para el teatro en nuestra ciudad. Por ello hemos implementado el Programa Día del espectador, mediante el cual pretendemos llegar a más público ofreciéndoles costos bajos.

Si bien comprendemos la difícil economía por la que atravesamos como sociedad, sabemos que nuestro público entenderá que también los teatristas vivimos esta situación, por lo que decidimos encontrar un equilibrio en el costo para ambas partes. El resultado ha sido así el Día del Espectador, programa que iniciamos en octubre de 2010 y pretendemos fortalecer en 2011.

El Día del Espectador consiste en ofrecer, un día de la semana, un costo de entrada por debajo de los costos normales de temporada. Hasta ahora el Día del espectador ha correspondido a los domingos de cada semana, durante las temporadas de puestas en escena de La Nada Teatro, sus coproducciones con La Casa Suspendida y proyectos cercanos como Punto Móvil.

¿Por qué el día del espectador?, este es un programa (con un nombre distinto) que tiene su origen en la capital de país en los teatros institucionales, quisimos tomar esta iniciativa y traerla a este pequeño espacio nuestro que es La Casa Suspendida, y cuando digo nuestro, no hablo solamente de las personas que ahí ejercemos nuestra profesión teatral, sino de ustedes, espectadores. La intención con esta promoción es que cada vez más espectadores se acerquen a este espacio y conozcan nuestras propuestas teatrales y generar así un público, espectadores, de nosotros mismos.

(Miguel Lugo)

 

 

¿Falta de acción? Dos miradas a la complejidad de “La secreta vida amorosa de Ofelia”

Posted in Mandorla: espacio vacío y fecundante on marzo 3, 2009 by lanadateatro

la-nada-teatro-charla-silvia-y-miguel

La Nada Teatro invita al público a asistir a la función de La secreta vida amorosa de Ofelia del próximo sábado 7 de marzo, a las 20:30 horas, para ser partícipes de una charla analítica y, sobretodo, del encuentro de dos directores de escena contemporáneos.

En el marco de esta puesta en escena, y como parte del quinto aniversario de La Nada Teatro, el grupo ha organizado una charla pública sobre la complejidad de llevar a escena un texto teatral en verso. Si bien, el texto de La secreta vida amorosa de Ofelia motiva una lluvia de emociones, su visualización en el escenario enfrentó al director y al equipo en general a una discusión sobre la existencia de la acción en la representación de una correspondencia amorosa.

La experiencia de este conflicto no es única en La Nada Teatro. Silvia Ortega Vettoretti, reconocida directora de escena y guionista, con presencia y reconocimiento nacional, se enfrentó a este proceso en el 2005 en el ámbito teatral de la Ciudad de México. En ese sentido, y como parte del quinto aniversario de La Nada Teatro, el grupo ha invitado a Silvia Ortega a nuestra ciudad para conversar con Miguel Lugo en una charla abierta al público que asista a La Secreta vida amorosa de Ofelia.

La charla, que lleva por título ¿Falta de acción? Dos miradas a la complejidad de “La secreta vida amorosa de Ofelia” tendrá lugar el próximo sábado 7 de marzo, en el Teatro Experimental de Jalisco, al finalizar la función (22.00 horas) y versará sobre las complejidades y retos de montar una obra escrita en verso y de una temporalidad tan lejana y a la vez cercana como la implica un texto de fundamentos isabelinos.

Los esperamos!!

Teatro Experimental de Jalisco

Sábado 7 de marzo, 20:30 horas

General: $100.00

Estudiantes, maestros, adultos mayores y trabajadores universitarios: $80.00

Hamlet, cariño…

Posted in "...bienvenida de todo corazón a Elsinore", Mandorla: espacio vacío y fecundante on febrero 11, 2009 by lanadateatro

Necesito la mano que tan sacro texto ha escrito, para que sus palabras escriba ardientes en mi carne, no puedo sostener la pluma temblorosa, que ahora se sacude, no aguanta el peso de tal responsabilidad, de exponer la glosa de mi fidelidad.

La secreta vida amorosa de Ofelia