PRECISIONES PARA ENTENDER AQUELLA VIDA

Precisiones para entender aquella vida

Por Teófilo Guerrero

Llego al Teatro Estudio Diana, hago una pequeña fila y entro, en el escenario tres mujeres que admiro y quiero: Dani Fer Ortiz, Carolina Ramos “Kärlek”, y a Erandi Rojas Ortiz, me emociona verlas, siempre.  Arranca la función y comienza a desplegarse el texto de Hugo A. Wirth, duro, contundente, de una inclemencia casi insultante. No puedo evitar sentirme aludido, estar en un trabajo más de veinte años sólo puede significar dos cosas: conformismo o cobardía. Las actrices narran algo que todos sabemos pero preferimos ignorar, por miedo a confrontarnos con una vida complaciente apenas, y un destino miserable. Por un momento las odio, pero también me resulta revelador: una bofetada precisa para evaluar si debo seguir en un trabajo que no me ha llevado a ningún lado. La puesta continúa y trato de poner distancia entre el corazón y el cerebro. La limpieza y precisión del espacio de Miguel Lugo, la presencia apabullante de tres actrices en plenitud de  facultades, una puesta sobria, pero inquietante. Yo ya no puedo seguir siendo racional, cuando la narración llega a un extremo que me molesta pienso: ¿por qué? ¿Las víctimas también deben sufrir, sacrificarse, inmolarse en un patético ritual instantáneo? Salgo con un sabor agrio en la punta del cerebro, camino al camión, reviso la mirada de la gente, no lo puedo evitar… tan explotados, tan miserables como los personajes de Precisiones para entender aquella tarde, luego recuerdo que es sólo narración, que ni a personajes llegan, que vidas tan miserables no pueden llegar al status de personajes. Luego llego al Supermercado, siempre ahí, epítome del salario, primera y última razón del capitalismo. Siento asco, lástima, tristeza y náuseas. Me cuesta trabajo llegar a la caja. Pero llego. Necesito algo de vino. Cuando veo a los ojos al cajero, a la anciana que empaca mis cosas, al padre que paga bolillo de $1.50, y refrescos asquerosos de tres litros sólo se me ocurre preguntar ¿En dónde quedó la ficción? ¿En dónde los personajes? Siento que nunca salí del teatro, y siento unas ganas enormes de incendiar algo.

Gracias por aportar a la insoportable lucidez: Dani, Kärlek, Erandi.

Precisiones para entender aquella tarde

 Estudio Diana (Av. 16 de Septiembre 710)

Octubre, Sábados 20:00, Domingos 18:00

Costos: $100 Preventa, $120 Descuentos (Adultos mayores, Estudiantes y Maestros), $150 General

Boletos en Ticketmaster y taquillas del Teatro Diana.

  Fotos: Yorch Gómez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: